Banner

Banner

AMIGOS DEL BLOG

Queridos amigos y auspiciantes de www.periodicoelduende.blogspot.com

Gracias por sus respuestas y por formar parte de él.

María Riccheri

MODA DE BARCELONA

MODA DE BARCELONA
CON DISEÑO PROPIO

Buscar este blog

Páginas vistas en total

Amazon Deals

martes, 18 de julio de 2017

LA SCALA DE SETA

Buenos Aires Lírica presenta La scala di seta en el Teatro Picadero

Por María Inés Grimoldi

Una vez más la ópera sigue recorriendo distintos ámbitos y espacios porteños.

Esta vez en El Picadero.

Acertada puesta. En el escenario que no es muy grande en comparación con los escenarios de los teatros de ópera, la orquesta de cámara a la derecha de la escena y un reducto que simula el camarín de una estrella a la izquierda, con muy buenos cantantes que además interactúan con los músicos de la orquesta, ajustada dirección musical y muy buena dirección de actores-cantantes.

Cada vez más los cantantes actúan y se están convirtiendo en eximios intérpretes si lo comparamos con el desempeño de hace unas décadas en que se paraban en el escenario a mostrar su técnica vocal. Ahora hay trabajo corporal, emoción, actuación en todo el sentido de la palabra.

La scala di seta del compositor Gioachino Rossini (1792-1868) cuenta con libreto de Giuseppe Maria Foppa, basado en una ópera de 1808 del compositor francés Pierre Gaveaux, derivada a su vez de L´échelle de soie de Planard. De su partitura se destaca tanto el ordenamiento del mecanismo cómico, como el manejo de las situaciones teatrales, reforzadas por un tratamiento rítmico acentuadamente dinámico. Plantea una variante del tópico del "matrimonio secreto": Giulia (soprano) está casada secretamente con Dorvil (tenor), a pesar de que su tutor Dormont (tenor buffo, arquetipo del viejo con una joven bajo tutela) pretende casarla con el oficial Blansac (bajo agudo o barítono).

Además de la Sinfonía u Obertura, una de sus tantas especialidades, se destaca el área de Dorvil Vedró qual sommo incanto, seguida por el allegro vivace Bramo l´istante; una pieza de virtuosismo que Rossini presenta desde sus inicios como una de las marcas de su estilo. El aria de Giulia. Il mio ben sospiro e chiamo, un andante que es, junto con las arias del tenor, uno de los momentos más atractivos de la partitura. La capacidad para explotar las capacidades vocales de este tipo de soprano, a la que le permite pleno lucimiento, permite colocar esta pieza junto a otras célebres arias para esta cuerda.

Pero el compositor no descartó otorgar notable lucimiento vocal a Germano (bajo o barítono buffo), prototipo del sirviente astuto que de alguna manera anticipa al Fígaro de El barbero de Sevilla. Conjuga todo en un clásico final donde aparecen todos los elementos de la comedia, sin dudas, fruto de la devoción por Mozart.

La scala di seta se estrenó en el teatro San Moisé el 9 de mayo de 1812.

Se presentó en teatro El Picadero en el mes de julio de 2017.

 



Ficha Técnica
Dirección musical: Carlos David Jaimes

Puesta en escena: Cecilia Elías

Diseño de Escenografía: Rodrigo González Garrillo

Diseño y realización de vestuario: Julieta Harca

Diseño de iluminación: Ricardo Sicca

Reparto

Giulia: Constanza Díaz Falú

Dorvil: Sebastián Russo

Germano: Luis Loaiza Isler

Lucilla: Guadalupe Maiorino

Blanzac: Sergio Carlevaris

Dormont: Patricio Oliveira

Preparador musical: Ezequiel Fautario

Asistente de regie: Facundo di Stéfano

Preparación idiomática: Cristina Ferrajoli

Sobretitulado: Mariana Nigro


No hay comentarios:

Publicar un comentario

A

libros

  • Poesías de Nicanor Parra
  • Un tranvia llamado deseo

Translate