Banner

Banner

sábado, 3 de octubre de 2015

ALGO QUE NO ERA

Nos encontramos frente a una puesta que despliega humor e historia a la vez. Se encuentran un grupo de jóvenes preparados a pasar unos días de vacaciones en la ciudad balnearia de Villa Gesel, cuando uno de ellos, Sivinski, presenta algo que no se sabe si es un brote psicótico, una alucinación o qué. Según él le dice a los amigos, encuentra dentro de la heladera a sus antepasados rusos que lo invitan a formar parte de la Revolución Rusa de 1.917.  
Hagamos un poco de historia para ubicarnos, el término Revolución rusa (en ruso: Русская революция, Rússkaya revolyútsiya) agrupa todos los sucesos que condujeron al derrocamiento del régimen zarista y a la instauración preparada de otro, leninista, a continuación, entre febrero y octubre de 1917, que llevó a la creación de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia.
Así es como los personajes de esta obra desempeñan roles que los acercan y alejan, ya que no se puede creer lo que está pasando, hasta que de pronto hay hechos que los hacen pensar que puede ser cierto. Habrá que ver cuáles son estos hechos y cómo se entrelazan entre sí para que esta obra tome algún sentido que con las mejores actuaciones de su elenco, van de la mano del joven director Pablo Quiroga. 
 
 
Ficha técnico artística
Traducción: Aigul Safiullina
Actúan: Juan Pablo Galimberti, Diego López, Leonardo Odierna, Sol Rodríguez Seoane, Maria Zambelli
Vestuario: Daira Gentile
Diseño de escenografía: Marina Apolonio
Diseño de luces: Claudio Del Bianco
Música original: Juan Martín Carzoglio
Diseño gráfico: Daira Gentile
Asistencia general: Nery Mucci
Asistencia de dirección: Nery Mucci
Producción: Vicky Carzoglio
Supervisión dramatúrgica: Pablo Iglesias
Dirección: Pablo Elías Quiroga
Este espectáculo formó parte del evento: Festival Justicia por Mariano Ferreyra
Este espectáculo formó parte del evento: Bienal Arte Joven Buenos Aires
Este espectáculo forma parte del evento: 10 FIBA - Festival Internacional de Buenos Aires

LA SIRENA

Inigualable unipersonal en el que la actriz Monina Bonelli, dirigida por su autor Luis cano, refleja un cuadro tenebroso en el que desempeña un papel protagonizando una prostituta que canta como una sirena a la par de la pianista que está en escena, Ana Foutel, entonando canciones “Sara Lowland”. El movimiento que lleva a esta actriz a demostrar toda una historia que parece dejar un tono de tristeza por el rol que juega, hace que la puesta cobre un sentido netamente dramático, con una interpretación noble que conmueve al espectador. Todo su cuerpo se contorsiona con movimientos que van y vienen y reflejan una sensación que nos plantea la historia en un lugar netamente fuera de lo convencional. Si bien nos encontramos frente a un hecho que podría ser algo corriente la manera que está llevado a la escena, deja un sentido sin igual y de profunda teatralización con lo que podemos observar que estamos frente a un caso que podría ser una historia corriente. El traje que lleva la protagonista es totalmente acorde con lo que se quiere demostrar, y tiene una delicadeza que resulta sublime. Si pudiéramos imaginar por un momento lo que esta mujer hace para transformarse en un ser que quiere llegar al público con pasión y, a la vez con una cosa instintiva que va narrando toda la historia, nos encontraríamos con una verdadera representación de algo inesperado.

 
Dramaturgia y dirección: Luis Cano
Con la actuación de Monina Bonelli
Música original y en vivo: Ana Foutel
​CAMBIO DE DÍA

​Lunes, 20:30 hs. (Desde el 21 de septiembre)​
Teatro: El Extranjero

AMIGOS DEL BLOG

Queridos amigos y auspiciantes de www.periodicoelduende.blogspot.com

Gracias por sus respuestas y por formar parte de él.

María Riccheri

MODA DE BARCELONA

MODA DE BARCELONA
CON DISEÑO PROPIO

Buscar este blog

Páginas vistas en total

libros

  • Poesías de Nicanor Parra
  • Un tranvia llamado deseo

Translate