Banner

Banner

domingo, 11 de febrero de 2018

ENTREVISTA A LISANDRO PENELAS POR POEMA ORDINARIO

1) ¿Qué criterios utilizaste para la dirección de Poema ordinario?

Me cuesta definir mis criterios a la hora de trabajar una obra, ya sea como director o como actor. En general trato de dejarme llevar bastante por la intuición. Intento no cerrar el sentido. Es un trabajo de paciencia, de calmar la ansiedad por llegar a un final. Cuando empezamos sabía que ocho o nueve meses después íbamos a tener una forma más o menos acabada de la obra. Que los actores iban a hacer más o menos ciertos movimientos, que la escenografía iba a ser de una determinada manera, etc. Lo más lindo para mí, y el desafío de siempre, es no dejarme llevar por la ansiedad y darme el tiempo necesario para que las cosas cobren la forma que vayan tomando sin forzar los procesos.   

2) ¿Cómo lograste la coordinación de los actores?

Fue muy placentero. Tres de ellos fueron alumnos de Moscú, la escuela que coordino con Francisco Lumerman, cuando eran adolescentes. Después hicieron su camino, se recibieron en la EMAD pero siempre estuvimos en contacto. Y la otra actriz, la que hace de madre, fue compañera de elenco en dos oportunidades y ya la había dirigido en mi primer obra hace unos años. Son cuatro actores muy talentosos, pero sobre todo, generosos, trabajadores, dispuestos, siempre alegres y llenos de propuestas a la hora de trabajar. 
 

3) ¿Cuál fue el motivo que te llevó a dirigir esta obra?

En 2016 me convocaron para dirigir en un ciclo de obras breves en La carpintería. Eran cuatro adaptaciones de obras de Tennessee Williams en formato melodramático. A mí me tocó la suerte de contar con un texto precioso que había escrito para la ocasión Juan Ignacio Fernández. Y convoqué a estos mismos actores para hacerlo. El proceso fue muy lindo y conocí a Juan, que además de ser muy buen escritor, resultó ser una persona muy amorosa. Entonces le dije que si quería armar algo me encantaría dirigirlo y que el grupo también estaba con ganas. Y durante un año trabajó en la escritura de un material pensado un poco en nosotros. Ese texto era POEMA ORDINARIO. Lo leí y me encantó, me pareció un texto muy rico, lleno de misterios, de detalles, de un universo potente y personajes complejos y entre todos decidimos llevarlo a escena. 

4) ¿Quién hizo la selección de los protagonistas?

Como te decía antes, el texto fue escrito un poco pensando en este elenco en particular y en mí como director. Por suerte los actores aceptaron sumarse al proyecto y eso me dio mucha alegría y tranquilidad. Además ya había una confianza adquirida por la obra breve que ya habíamos hecho juntos, lo cual hizo más fácil todo. Después, de manera personal, fui completando el equipo de trabajo, que es un grupo grande: asistente, productora, iluminadora, escenógrafo, vestuarista, músico, diseñadora gráfica, fotógrafa, agente de prensa. Toda gente que fue sumando su mirada y enriqueciendo el proceso. 

5) ¿En que se basaron para la escritura de esta propuesta?

Quizás el autor podría contestar con más fidelidad esta pregunta, pero puedo decir que por un lado hay un germen en la obra de Tennessee Williams EL ZOO DE CRISTAL. Hay un primer impulso que nació de esos vínculos: una madre que cría sola a su hija, un padre ausente, un hijo díscolo, un hombre que llega de afuera y trae la esperanza. Y por otro lado, hay algunas cosas de la obra que responden a ciertas experiencias de vida del autor, ya que la obra transcurre en San Pedro, y él conoce muy bien esa ciudad. 

6) Entre los distintos tipos de directores que existen como: El dictador, el negociador, el artista creativo, o el confrontador, ¿podrías definirte como alguno de ellos?

Me cuesta mucho definirme. En esto y en todos los aspectos de la vida. Quizás alguien desde afuera tiene una visión menos subjetiva de mí mismo. Seguramente tenga un poco de cada uno de estos prototipos sin darme cuenta. Por mi parte, confío mucho en el azar. Un azar que tiene que estar acompañado por el trabajo constante, a la espera de que aparezca el buen momento para que las cosas pasen o dejen de pasar. 

Duración: 55 minutos
Clasificaciones: Teatro, Adultos
MOSCÚ TEATRO
Camargo 506 (mapa)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina
Teléfonos: 2074-3718
Web: http://www.moscuteatro.com.ar
Entrada: $ 250,00 / $ 200,00 - Sábado - 22:00 hs - Desde el 17/02/2018
Entrada: $ 250,00 / $ 200,00 - Domingo - 18:00 hs - Desde el 25/02/2018 

AMIGOS DEL BLOG

Queridos amigos y auspiciantes de www.periodicoelduende.blogspot.com

Gracias por sus respuestas y por formar parte de él.

María Riccheri

MODA DE BARCELONA

MODA DE BARCELONA
CON DISEÑO PROPIO

Buscar este blog

Páginas vistas en total

libros

  • Poesías de Nicanor Parra
  • Un tranvia llamado deseo

Translate